loader image

Regístrate si eres profesional, para poder ver los precios de nuestras botellas

Maridaje de vino y queso: "que no te la den con queso"

Maridaje de vino y queso: “que no te la den con queso”

¿Cuántas veces habremos oído aquello de “que no te la den con queso”? Históricamente, cuando un tabernero servía un vino de baja calidad lo acompañaba con queso, en un intento por disimular sus defectos gracias a la afinidad existente entre ambos alimentos. 

El vino y el queso son dos productos milenarios que han sido apreciados y disfrutados en todo el mundo desde tiempos inmemoriales. Cuando se combinan adecuadamente, estos dos elementos pueden crear una sinfonía de sabores y texturas que deleitan y sorprenden a nuestros sentidos. En este artículo, te presentamos 10 maridajes exquisitos de vinos y quesos que hemos seleccionado. 

Maridaje de vino y queso; ¡Prepárate para descubrir nuevas experiencias culinarias que elevarán tus sentidos!

1. Queso Manchego y Vino Rioja Crianza

El queso Manchego es un queso de oveja originario de la región de La Mancha. Su sabor es suave, cremoso y ligeramente picante. Cuando se combina con un vino tinto Rioja Crianza, elaborado con uvas Tempranillo, realzará el sabor y equilibrará el picante del queso manchego.

2. Queso Cabrales y Vino Mencía

El queso Cabrales es un queso azul intenso, picante y cremoso de Asturias, elaborado con leche de vaca, oveja y cabra. Para complementar su sabor fuerte, puedes maridarlo con un vino tinto Mencía. Este vino, originario del noroeste de España, frutal y floral. Con una acidez y sabor potente.

3. Queso Escalonillera de Cabra y Vino Verdejo

El Queso Escalonillera de Cabra es una delicia para los amantes del queso. Elaborado con leche pasteurizada de cabra y madurado entre 30 a 60 días, este queso ofrece un sabor suave, cremoso y con un toque láctico. Un vino blanco Verdejo de la región de Rueda sería una opción ideal para este queso suave y cremoso. La acidez y los toques cítricos combinan perfectamente.

4. Queso de Cabra Cocoron y Vino Garnacha

Queso de cabra macerado en ron y madurado en una fina capa de aceite de coco. Suave textura, pero intenso sabor, este queso es ideal para quienes gustan de sabores con carácter. Un vino tinto Garnacha de la región de Calatayud aportaría notas afrutadas y especiadas que contrastarían y resaltarían los sabores del queso.

5. Queso Cremosito de Cabra al Vino y Vino Rosado Garnacha

Este queso cremoso y suave al paladar adquiere una gran variedad de sabores y matices al madurarlo en vino de la tierra manchega, desde el mosto de la uva hasta la hoja de la vid. Un vino rosado de la región de Navarra, elaborado con uvas Garnacha, sería una buena opción para acompañar este queso. Sus notas frutales y frescas armonizarán con la cremosidad del queso y su toque de vino.

6. Queso de Oveja con Ajo Negro y Vino Godello

Este queso de oveja con ajo negro combina los sabores del ajo, un gran antioxidante, con los aportes nutricionales del queso. Un vino blanco Godello de la región de Valdeorras, con su acidez equilibrada y notas minerales, complementará los sabores del ajo negro y del queso de oveja.

7. Queso de Oveja con Trufa y Vino Albariño

La trufa negra le otorga un sabor y aroma únicos a este queso semicurado de oveja. Un vino Albariño, una variedad de vino blanco de la región de Galicia, la acidez y los toques frutales del vino equilibran y realzan el sabor del queso.

8. Queso de Oveja con Pistachos y Vino Albariño

Este Queso curado con pistachos es excepcionalmente delicioso, lleno de sabor, aromas y matices que le otorga el pistacho. Un vino blanco Albariño de la región de Rías Baixas sería una combinación ideal. Sus notas frutales y florales equilibrarán el sabor y la riqueza del queso con pistachos.

9. Queso de Oveja con Guindilla y Vino Rosado Cigales

El queso de oveja con guindilla tiene un sabor dulce láctico característico del queso tierno, seguido del ímpetu del picante aportado por la guindilla. Un vino rosado de la región de Cigales, elaborado con uvas Tempranillo y Garnacha, sería perfecto para este queso picante. Su frescura y notas frutales suavizarán el picante de la guindilla y realzarán el sabor del queso de oveja.

10. Queso de Oveja al Romero y Vino Monastrell

Una combinación adicional que te recomendamos es el queso de oveja al romero, con su corteza recubierta de esta aromática hierba, que le otorga un sabor único y profundo. Un vino tinto Monastrell de la región de Jumilla sería una combinación perfecta para este queso, ya que sus notas de frutos rojos, especias y toques terrosos complementarán el sabor del queso y del

romero.

Disfruta y comparte tus experiencias

Ahora que conoces estas 10 exquisitas combinaciones de vino y queso, te invitamos a experimentar con estos maridajes y disfrutar de los sabores y aromas que cada uno de ellos ofrece. 

Estas combinaciones son solo el comienzo de un apasionante viaje por el mundo del vino y el queso. No dudes en explorar más allá de estas

sugerencias У encontrar tus propias combinaciones favoritas. La mejor manera de disfrutar de estos maridajes es compartiéndolos con amigos y seres queridos en una velada especial o simplemente como un placer cotidiano.

El arte del maridaje de vino y queso es un viaje de descubrimiento constante, y siempre hay algo nuevo y emocionante para probar. ¡Salud y buen provecho!

Puede conocer más estos vinos y otros  aquí.

Beber con moderación. Prohibida su venta a menores de 18 años.Redactado por Roberto Montano

Deja tu comentario

Buscador

Sobre Nosotros